lunes, 17 de junio de 2013

¡¡Bizcocheando los lunes: bizcocho de doble chocolate de Miette!!

¡¡Hola a tod@s!!

Como ya dije hace poco, llevo unas semanas buscando un bizcocho de chocolate de esos que se funden en la boca, pero que me aguanten el peso del fondant, o incluso el peso de una tarta de pisos.


Me estaba costando bastante la verdad. Hasta el momento sólo había encontrado uno que podría ser válido, que está buenísimo y que sabe como a brownie :D, es este de Peggy Porschen

Lo publiqué la semana pasada, y uno de los comentarios que recibió fue de Marina de The sweetest taste, blog que me encanta, en el que me recomendaba este bizcocho de doble chocolate del libro Miette.

Es verdad que me quiero hacer con el libro, pero como no lo tengo, nunca se me ocurre ni siquiera buscar por la Red recetas de él, así que me estaba perdiendo un pedazo de bizcocho.


Como me fío de Marina 100%, (y vosotr@s si visitáis su blog seguro que también lo haríais) decidí hacerlo para hoy.

Así que Marina, hoy te dedico mi post ;).

Vamos a ello.

Ingredientes:

  • 225 gramos de harina.
  • 130 gramos de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1 y 1/2 cucharadita bicarbonato.
  • 1/2 cucharadita de levadura.
  • 3/4 de cucharadita de sal.
  • 60 gramos de chocolate (con un 70% de cacao).
  • 240 ml de agua hirviendo.
  • 240 ml de buttermilk (si no tenemos, podemos hacerlo juntando 230 ml de leche y 10 ml de vinagre blanco o zumo de limón).
  • 1/2 cucharadita de vainilla.
  • 2 huevos.
  • 120 ml de aceite de girasol.
  • 300 gramos de azúcar.


Elaboración: para un molde de 20 cm x 10 cm (o tres moldes de layer cake de 15 cm), yo he hecho esta receta sin la batidora, todo a mano ;).


- Tamizamos la harina junto con el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal, y reservamos.
- En un cazo calentamos agua hasta que hierva. Apagamos el fuego, añadimos los trocitos de chocolate y lo removemos hasta que se derrita por completo. Lo dejaremos enfriar unos 15 minutos.
- Echamos en un vaso la leche junto con el vinagre (o limón) y la vainilla, y lo dejamos reposar unos 10 minutos (buttermilk casero jejeje).
- Ponemos a precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador (si es con ventilador entonces a 160º) y con la bandeja puesta en el centro.
- Preparamos el molde engrasándolo (yo uso spray desmoldante, pero con mantequilla y harina espolvoreada también nos valdría) y poniendo un disco de papel de horno en el fondo.


-Cuando haya pasado el tiempo de reposo del chocolate y del buttermilk, ponemos los huevos en un bol grande y los batimos hasta que queden espumosos.
- Vamos echando el aceite poco a poco mientras batimos hasta que esté completamente integrado.
- Añadimos el chocolate derretido, a ser posible ya casi frío, y seguimos batiendo. Una vez tengamos una mezcla homogénea, añadiremos el buttermilk y batiremos un poco más.
- Cogemos el bol donde tengamos todos los ingredientes secos tamizados y el azúcar y los vamos incorporando poco a poco a la mezcla, sin batir en exceso, lo justo para que nos quede homogéneo.


- Vertemos la mezcla en el molde y hornearemos durante unos 45-50 minutos (dependiendo del horno). Cuando lo pinchemos con el palillo y éste salga limpio, es que el bizcocho está listo ;).
Sé que soy muy pesada y que siempre repito lo mismo, pero recordad que no hay que abrir el horno antes de que haya pasado al menos 2/3 del tiempo de horneado, de lo contrario el bizcocho podría hundirse. Si tenéis que abrir el horno, cerradlo despacio, para evitar que entre una corriente de aire frío de golpe y nos estropee el bizcocho.
- Lo sacamos y lo dejamos enfriar dentro del molde unos 15 minutos. Después lo desmoldamos y lo pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.

Es un bizcocho jugoso, con intenso sabor a chocolate (pero intenso intenso :D) y de miga fundente. Como es bastante compacto, me aguantaría el peso del fondant jejejeje, ¡¡bieeeeeeeeeeeeeeeeen!! 


Yo le pondría una crema de fresas o de vainilla. Con el sabor que tiene creo que le pega muchísimo, aunque claro, si le añades ganache de chocolate mmmmmmmmmmmm. Solo apto para muy chocolateros jeje.

Encima no lleva mantequilla, que ya no es por el tema de si es más o menos sano, es que siempre se me olvida sacarla del frigorífico con antelación y tengo que esperar para hacer la receta. Además es un poco más difícil de batir a mano, y a mí me gusta evitar la batidora en la medida de lo posible, no me preguntéis por qué :p.


No se hace pesado ni se desmenuza apenas, además es bastante húmedo y esponjoso. Vamos que es una maravilla de bizcocho :p.

Para colmo es bastante rápido de hacer, es perfecto, es justo lo que buscaba.

¡¡¡Mil gracias Marina por descubrírmelo :D!!!


Y vosotr@s, ¿alguna vez habéis hecho este bizcocho?, ¿conocéis alguno similar?. Yo siempre acepto sugerencias ;).

A ver si consigo ponerme al día, que tengo unas cuantas cosas pendientes ;)

Un besote y que paséis buena semana.

6 comentarios:

  1. La pinta lo dice todo! Se ve jugoso y muy húmedo, como dices da la sensación de que se funde en la boca! Tiene que estar buenísimo, lo probaré sin duda!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ais Romina gracias!! Pues ya me cuentas qué tal :D

      Eliminar
  2. uyyy se ve delicioso...lo anoto para probarlo!!!
    hacia tiempo que no veia tu blog te felicito esta muy lindo se nota que hay mucho progreso.

    Besitos
    Verito.

    ResponderEliminar
  3. Niña! !!!! Este me vale para el miércoles? . Un besito guapa. Soy la Roci...

    Pd me encantan tus bizcochos

    ResponderEliminar
  4. Hola, se ve muy buena pero que tipo de harina hay que usar? use harina 0000 porque la receta lleva levadura pero me sale muy baja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La que yo uso es la harina de trigo normal, o la que pone para uso de repostería. Quizás el molde que has usado es grande y por eso sube poco :)

      Eliminar

Me encantan vuestros comentarios, los leo todos y me hacen mucha ilusión :D